30 octubre, 2008

Un día Charly García

La conocí amaneciendo. Deambulaba con dos ojos azules con midriasis, mascaba aire, me cogía de la mano. Me habló del botox, de barrios que se iban a la mierda, de trampas, corsés, de ligueros negros y de amantes prodigiosos. Todo su cuerpo seguía a su mentón y su mentón me perseguía por las escaleras. Yo pensaba: Tomemos el asunto con asepsia. Pero le decía: Tómate un wiskhy a ver si se te pasa pero, por favor, no te mueras en mi casa.
No te mueras en mi casa, Filosofía barata y zapatos de goma (1990), Charly García.

1 Comments:

Blogger emiliano said...

Pedazo de letra... La de Charly, digo. No digo lo mismo de la música.

11:06 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home