21 enero, 2007

Queen Jane Approximately (Revisited)

Cuando pienses que esta ciudad no tiene nada
que ofrecerte más que vientos siempre amargos
y no quieras o no puedas ya más que escapar volando,

¿Vendrás a por mí, Pequeña Reina?
¿Vendrás, Pequeña Reina, a verme?

Cuando busques flores nuevas que a nada te recuerden
pero todas sean perfumes que alimentan el dolor,
y todas tus memorias
puncen como aguijones,

¿Vendrás a por mí, Pequeña Reina?
¿Vendrás, Pequeña Reina, a verme?

Y cuando todos los bufones que un día te adularon
sean hoy mitos en una ciénaga de lodo,
y sus caprichos
te hayan dejado herida y sola,

¿Vendrás a por mí, Pequeña Reina?
¿Vendrás, Pequeña Reina, a verme?

Ah, pero cuando escuches a tus consejeros mentir tan descarados
como lo hicimos quienes pensaste que no podríamos jamás
y con ese dolor te acuestes más sola cada noche,

¿Vendrás a por mí, Pequeña Reina?
¿Vendrás, Pequeña Reina, a verme?

Y cuando todos los guerreros a los que te hayas entregado
dejen todos de luchar y sólo exijan
y andes buscando
alguien con quien no tengas que hablarte,

¿Vendrás a por mí, Pequeña Reina?
¿Vendrás, Pequeña Reina, a verme?

2 Comments:

Blogger José Vega said...

Si Zimmerman levantara la cabeza diría: "Tío, si no estoy muerto", y luego diría: "seee, puta. See!"
Un brazo, o los dos.

6:14 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

"Todos los poemas llevan un lobo dentro, todos menos uno, el más hermoso de todos los que se han escrito". Jim Morrison

Con o sin lobo... no dejes nunca de escribir.

9:57 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home